Romanos 15:2 “Todos nosotros debemos agradar a nuestro prójimo y hacer las cosas para su bien y para la edificación mutua”.  


Para comenzar a hablar de nuestras amistades debemos iniciar hablando de la mayor de todas: nuestra amistad con Dios. Dios nos invita a ir a Su presencia de una manera amistosa y trasparente, siendo sinceros con Él y hablándole con palabras de amor y confianza. Dios desea desesperadamente que nosotros nos comuniquemos con Él, ama oírnos hablar y pedir Su ayuda, ya que Él siempre está dispuesto. Debemos entender que la mayor muestra de amor y amistad es aquella que realizó Jesús en la cruz (Juan 15:13). 

Pero, ¿Cuál es el propósito de una amistad según la Biblia? La Biblia habla de que estas tienen siempre un propósito de prosperidad, de avance y crecimiento espiritual; la amistad que Dios desea para nosotros es una amistad sincera, que nos ayude a conocerlo más y obedecerle, utilizando la palabra de Dios como soporte, como roca, pues ésta es fiel a sus promesas, y el ejemplo de Cristo y sus discípulos. Por otro lado en nuestra amistad con gente que no conoce a Dios, somos enviados para ser mensajeros de su salvación, porque ser un buen amigo también implica demostrar mi amor a través de la presentación del evangelio, del mensaje máximo de amistad que todos necesitamos, ¿no creen?   

 

Eneas Santos.

Devocionales anteriores