Estar completos [Colosenses 2:9-10]

“porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad, y vosotros estáis completos en él, que es la cabeza de todo principado y potestad. RVR60

“Cristo es completamente igual a Dios, y reina sobre todos los espíritus que tienen poder y autoridad.  A ustedes no les falta nada, pues están unidos a Cristo” TLA

Muchas veces escucho a personas muy enamoradas decir frases como: “sos todo para mí”, “con vos nada me falta”, “vos completas mi mundo”, “sin vos no se qué haría”. Son expresiones de alguien que se siente muy enamorado y que encuentra en la otra persona su realización o su máxima contención.  Se siente completo. 

Pienso en la relación de pareja y veo que es necesario una entrega a ese nivel.  Ayuda y potencia las emociones y el amor conyugal. Noto también que a la hora de ciertos conflictos estas frases o dichos, atan nuestra vida y no nos deja ver la realidad espiritual que Dios nos da en Cristo.

Pienso en esos conflictos cuando no consigo pareja.  Cuando se demora el cambio que deseo en mi cónyuge.  Cuando el hijo que deseamos no llega.  Cuando el trabajo y el bienestar económico no se hacen presente.  Cuando por una u otra razón lo que pensamos de la vida no se ve realizado.  ¡La vida no está tan completa como deseamos! Ese es el momento donde debemos reflexionar sobre la verdadera espiritualidad, la verdadera vida que tenemos en Cristo.  

La plenitud de Dios está en Cristo y nosotros en Él.  Por eso a Biblia dice “que no les falta nada” o que “estamos completos en Él”.  No quiero minimizar el dolor que produce sentir que la vida que no se completan, solo quiero animarte a creer de verdad en lo que si te da plenitud.

Estamos completos en Él, aunque no tengas pareja.  

Estamos completos en Él, aunque la persona que amas no cambie.  

Estamos completos en Él, aunque el hijo o el trabajo deseado no llegue…. 

Si lo tenemos a Él, no nos falta nada.  

Si lo tenemos a Él, lo tenemos todo.

Devocionales anteriores